El mundo torcido del 'Circo de las pesadillas'

Espectáculos JOSÉ ANTONIO RODRÍGUEZ

Enfrentar la Ley de Circos sin Animales y competir contra las tecnologías, los cines y otros servicios de entretenimiento puso en la cuerda floja a muchos circos mexicanos. Algunos cayeron, pero otros encontraron una oportunidad de reinventarse y sobrevivir con ingenio e imaginación.

El mundo torcido del 'Circo de las pesadillas'

13 fotos, Enfrentar la Ley de Circos sin Animales y competir contra las tecnologías, los cines y otros servicios de entretenimiento puso en la cuerda floja a muchos circos mexicanos. Algunos cayeron, pero otros encontraron una oportunidad de reinventarse y sobrevivir con ingenio e imaginación. »


circo de las pesadillas

"Después de todo el rollo que hubo con los animales, que fueron el centro del circo, ha sido interesante porque se le está dando otra vez luz y foco a los artistas que a veces eran opacados por los mismo animales", dijo Malena Zermeño, una de las sobrevivientes a la crisis circense.

"Hay números nuevos y otros de los años 30's, 40's y 50's que se están retomando no solamente en este circo sino en todos".

" Se está buscando dar una nueva luz con todo lo que se ve en medios o en el cine, la gente es muy visual y siempre busca más".

"No es tanto que el circo clásico como tal esté obsoleto, pero la gente busca lo nuevo y siento que ahorita es momento para estas fusiones, para estas cosas extrañas".

Es así como surgió la historia del 'Circo de las Pesadillas', un mundo 'torcido' similar al de 'Alicia en el país de las maravillas': una niña se ve obligada a cruzar el umbral de las pesadillas para dar fin a las acosadoras visitas nocturnas de varios espectros.

En la representación participan cuatro actores y alrededor de 20 acróbatas.

Intercalan actos acrobáticos con escenas teatrales donde se destaca el trabajo de sonido, luces, escenografía, vestuarios y caracterización, que para Malena permiten dar más credibilidad al 'show'.

El acróbata Antonio Medel asegura que "la necesidad de seguir trabajando" los ha llevado a esta reinvención.

"La tradición en México eran los animales, eran el gancho. El gobierno puso esta ley y hay que actualizarse y buscar cómo agradarle al público".

Él y sus compañeros del staff acrobático entrenan dos horas diarias debido a la exigencia física de los números, pero aún con esta disciplina el panorama es complicado.

La batalla se mantiene y ellos siguen de pie.

"Es difícil pero aquí seguimos", finalizó.

"A pesar de nuestro esfuerzo ha bajado mucho el trabajo porque desgraciadamente alrededor del 60% de los circos cerraron en México debido a lo de los animales. Hemos tenido que hacerlo más teatral", agregó.

Comentarios

Fotos más vistas