Maravilla eclipse de Sol

Sucesos

Foto: AP, EFE

29 de marzo de 2006

Maravilla eclipse de Sol

18 fotos, Foto: AP, EFE

29 de marzo de 2006 »


Un eclipse total del Sol recorrió un trayecto desde Brasil hasta Mongolia durante poco más de tres horas, ofreciendo un espectáculo que no se repetirá hasta agosto de 2008.

Para presenciar el fenómeno en directo, miles de científicos, aficionados de la astronomía y simples curiosos se desplazaron hasta lugares remotos, como el desierto del sur de Libia u olvidadas localidades de Turquía.

Pero a través de la televisión o Internet, la interposición de la Luna para tapar completamente el Sol se pudo observar en todas partes del planeta.

El eclipse total, el cuarto en lo que va de este decenio, comenzó en el nordeste de Brasil, en el estado de Río Grande do Norte, donde veinte minutos después del amanecer, volvió temporalmente la noche, para el deleite de los habitantes.

"En Brasil sólo habrá otro eclipse total del Sol en 2045", señaló el físico del Observatorio Nacional Marcomede Rangel, desde uno de los privilegiados puntos de observación cerca de Natal.

El eclipse dejó Brasil para cruzar el Atlántico, y también el ecuador, en su trayecto al este nordeste.

La "umbra" (donde la luz solar está completamente bloqueada) tocó la costa occidental de África en Ghana, pasando después por Nigeria, Níger, Chad, Libia y el extremo noroeste de Egipto para llegar al Mediterráneo.

Tanto los cristianos como los musulmanes de Accra, al ser testigos del eclipse, bendijeron a Dios y rezaron y proclamaron su "fe renovada".

En Nigeria se informó de que muchas personas se metieron rápidamente dentro de sus casas ante un fenómeno que algunos consideraron "satánico".

Durante este recorrido, la penumbra, desde donde se vio un eclipse parcial, llegó a cubrir dos tercios del continente Africano, además del sur y una parte del centro de Europa, incluida la península ibérica.

Libia, que normalmente apenas cuenta con turismo, aprovechó la ocasión para expedir siete mil visados, concedidos en primer lugar a estadounidenses (con mil 500), seguidos por británicos, alemanes, austríacos, españoles, italianos y ciudadanos de otros 47 países, según el ministerio de Turismo.

Los visitantes, incluidos muchos científicos, fueron llevados a cuatro campamentos, montados específicamente por la ocasión, en pleno desierto, a unos 2,000 kilómetros al sur de Trípoli y cerca de la frontera con Chad.


La excursión fue organizada por las autoridades de Libia en colaboración con expertos extranjeros, entre ellos representantes de la agencia espacial estadounidense NASA.

La meseta de Salum, Egipto, cerca de la frontera con Libia, fue otro sitio idóneo para observar el fenómeno, hecho aprovechado por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien acudió al lugar con su esposa y su hijo mayor pese a que ello supuso perderse la cumbre de la Liga Arabe en Jartum.


Salum albergó también un equipo de astrónomos españoles que ofreció imágenes en directo del eclipse.

Los observadores que estaban en el centro del trayecto de la umbra pudieron experimentar un eclipse total durante cuatro minutos, período más largo de lo habitual, mientras que la penumbra persistió durante 55 minutos.


Después de cruzar el Mediterráneo oriental y pasar por la isla griega de Casteloriso, al sur de Rodas, en donde se pudo constatar que la temperatura ambiental descendió cinco grados durante los tres minutos de oscuridad que el eclipse duró en la isla, según dijo el meteorólogo Niko Mazarakis.

La umbra llegó a Turquía, país que superó con creces a Libia en su ejercicio de "turismo astronómico", ya que, según los cálculos, contó con entre 50 mil y 200 mil visitantes que querían vivir la noche profunda a mediodía.


Fue desde la localidad turca de Side, en la costa del mar Negro, que la NASA emitió su programación, por televisión e Internet, de imágenes en "tiempo real" del eclipse, acompañadas por los comentarios de científicos de la Agencia.

En el noreste de Turquía, los atemorizados residentes de la localidad de Niksar, que recordaron cómo, en 1999, un eclipse fue seguido de un terremoto devastador, prefirieron curarse en salud esta vez y abandonaron sus casas, instalando tiendas de campañas por si la historia se repitiera.


El eclipse total, tras cruzar el mar Negro, pasó por Georgia, el sur de Rusia y Kazajistán, y fue total en el Cáucaso norte, a orillas del Mar Caspio y en Siberia Oriental, al otro lado de los Urales.

Los habitantes de Grozni, capital de la república de Chechenia, celebraron el eclipse disparando al aire, como es tradición en esta región.


Mientras, una expedición internacional de montañeros escaló a la cima de la montaña de Elbrús (5,642 metros, una de las siete cumbres más altas del mundo) en Kabardino-Balkaria, uno de los destinos preferidos de los turistas en el Cáucaso, para contemplar el fenómeno.


La sombra de la Luna abandonó la Tierra entre Mongolia e Irkutsk, a orillas del lago Baikal, que acoge la quinta parte del agua dulce del planeta.

Comentarios

Fotos más vistas