El mago Blaine sobrevivió 44 días en caja de cristal

Sucesos

El mago salió de la caja de plástico -de dos metros de alto, dos de ancho y uno de fondo- en la que permaneció 44 días encerrado junto al puente de la Torre de Londres.

Foto: AP, Reuters
20 octubre 2003
05 septiembre 2003

El mago Blaine sobrevivió 44 días en caja de cristal

26 fotos, El mago salió de la caja de plástico -de dos metros de alto, dos de ancho y uno de fondo- en la que permaneció 44 días encerrado junto al puente de la Torre de Londres.

Foto: AP, Reuters
20 octubre 2003
05 septiembre 2003 »


Gravemente debilitado tras 44 días de ayuno, el mago estadounidense David Blaine salió llorando la noche del sábado de la caja de plástico transparente que fue su hogar y lo convirtió en una gran atracción turística.

"Los querré siempre a todos", dijo el ilusionista a los más de diez mil espectadores que se encontraron en las inmediaciones del Puente de la Torre de Londres, después de que una grúa lo dejó a la orilla del río Támesis .

El mago, que sólo bebía agua desde que se encerró el cinco de septiembre, fue colocado en una camilla y llevado en ambulancia a un hospital privado, donde le serán realizadas una serie de pruebas para determinar si el ayuno autoimpuesto le causó daños a su salud.

Inmediatamente después Blaine fue colocado en una camilla y llevado en ambulancia a un hospital privado, donde le son realizadas una serie de pruebas para determinar si el ayuno autoimpuesto le ha causado daños a su salud.

Al inicio, los habitantes de Londres se burlaban del neoyorquino, le arrojaban huevos o lo iluminaban con linternas. Un hombre fue detenido por arrojar globos llenos de pintura a la caja de metacrilato, que mide dos metros de alto por dos de ancho y uno de fondo, y otro fue multado por tratar de contaminar el agua.

"Sé lo fuertes que somos los seres humanos y, lo que es más importante, sé apreciar las cosas sencillas de la vida, como la sonrisa de un extraño, el Sol o el atardecer", expresó el ilusionista en unas breves declaraciones dichas a los medios de comunicación.

La báscula certificó que perdió más de 20 kilos durante mes y medio.

David Blaine, de 30 años, cumplió esta noche 44 días suspendido en una caja de metacrilato de dos metros de alto, dos de ancho y uno de fondo junto al famoso "Tower Bridge", el Puente de la Torre de Londres.

Pero en las últimas semanas grandes multitudes acudieron al río para desear suerte al mago, que se volvía cada vez más flaco, pelo largo y despeinado.

Según la emisora SKY TV, 250 mil espectadores visitaron el lugar desde que comenzó la prueba.

Su estado de salud fue vigilado por los médicos gracias a un tubo que, además, le permitió hacer sus necesidades. Otro tubo le permitió beber agua.

La hazaña de David Blaine no será registrada en el Libro Guinness de los records, que se opone a gestas relacionadas con el ayuno y que, además, sostiene que otras personas han permanecido encerradas en reductos más pequeños durante más tiempo.

Antes de salir, se dio a conocer que el mago sentía "palpitaciones" en el corazón, su visión era borrosa y comenzaba a experimentar los efectos del ayuno. Un experto en nutrición alertó que Blaine podría morir de repente si vuelve a comer con normalidad, un proceso que deberá retomar de forma paulatina.

Amante de la publicidad, antes, Blaine sobrevivió 61 horas dentro de un bloque de hielo de seis toneladas, siete días en un ataúd o siete dentro de un tanque de agua.

No todos están a gusto con los actos de Blaine. Alfonso Ríos, un reconocido ilusionista español residente en Londres dijo que conoce a Blaine y que lo suyo "no es magia. Lo único que busca es provocar y que hablen de él".

INICIA EL DESAFÍO. FECHA: 05 septiembre de 2003



El ilusionista estadounidense y "Houdini de los días modernos" estará suspendido en una caja de vidrio sobre el río por 44 días en ayuno y confinamiento.

Después de vivir entre placas de hielo o de encerrarse en tanques bajo el agua, este mago estadounidense sigue desafiando las leyes más elementales de la existencia.

Blaine se encuentra desde el 05 de septiembre en una caja de metacrilato de dos metros de alto, dos de ancho y uno de fondo que quedará suspendida por una grúa junto al famoso "Tower Bridge", el Puente de la Torre de Londres.

Ahí tendrá que resistir seis semanas, hasta el 19 de octubre, sin comida, sin comunicación con el exterior y sin más distracción que una revista científica.

Su única ayuda serán dos tubos: uno para recibir agua y otro para hacer sus necesidades. Además, el segundo servirá también para que los médicos controlen cómo evoluciona el estado de su salud.

Para dormir tendrá una esterilla y una manta y también dispondrá de un bolígrafo, pañuelos de papel y cacao para los labios.

Blaine goza de una gran popularidad en todo el mundo, especialmente en EEUU y el Reino Unido, gracias a sus comentadas hazañas, que también le han servido para conseguir una notable promoción publicitaria.

Blaine ha comentado que ahora pesa 93 kilos y que ha comenzado una dieta suplementaria de glucosa para afrontar el reto con más fuerzas. Y es que, durante estos días, está previsto que el mago, además de aburrirse soberanamente, pierda 20 kilos.

Hay quien dice que Blaine no es un mago, ya que sus desafíos son más bien pruebas de resistencia física.

Alfonso Ríos, un reconocido ilusionista español residente en Londres desde hace seis años y que conoce a Blaine, dice sobre su gesta: "Esto no es magia. Lo único que busca es provocar y que hablen de él".

El mago se enterró anteriormente en un ataúd de vidrio, permaneció inmerso en un enorme bloque de hielo y se lanzó de un pilar de 10 pisos de altura sobre cajas de cartón, pero dice que esto será aún más peligroso.

Comentarios

Fotos más vistas