Torreón
GABRIEL ACOSTA Lunes 5 de dic 2016, actualizada 9:31am ... Anterior El Siglo 15 de 18 Siguiente ... El Siglo

El poder de la cumbia

El Siglo
Marcelo Gamboa apuesta a la escena musical de la región con su proyecto Cadereira. (MICHEL MORÁN)

TORREÓN, COAH.-
VIDAS DE SOL

Marcelo Gamboa fue dotado por el universo con el poder de la cumbia. Con su ritmo guapachoso, el humor en sus letras y el "punch" de sus canciones es capaz de exprimir la tristeza de un cuerpo para llenarla de alegría. Si un lagunero dijera que no le dan ganas de bailar con uno de sus temas sería tan verdadero como decir que no tiene calor en pleno verano.

INICIOS MUSICALES

/media/top5/top-cadereira1.jpg

La secundaria resulta una etapa formativa en la vida de un músico. Es ahí cuando muchos descubren la pasión hacia un género en específico y se ven seducidos ante un instrumento. Marcelo revela que, a diferencia de sus amigos rockeros, él carecía de las influencias musicales de la mayoría.

"Antes no tenía música en mi casa. Mi papá es ingeniero y no le gustan tanto las artes. Mi mamá sí es artista, es actriz, pero no me inculcaron la música. Crecí muy virgen en cuanto a música y géneros", revela Marcelo.

Un amigo suyo le dijo en la secundaria que le veía aptitudes de cantante y fue así que poco a poco se interesó más por interpretar la música. "Entré a un concurso de talentos en la escuela, tocaba el bajo en la iglesia, en la preparatoria empecé a componer canciones y formé el grupo Glamour Dinamita, que era una mezcla de funk, electrónica, rock y música ambiental".

El look de Marcelo es relajado, con camisas de flores llamativas y un bigote que lo hace parecer un detective de los años setenta. Su personalidad es casi idéntica a cuando está en el escenario, salvo que debajo de él es una persona más tranquila.

Cuando terminó la preparatoria decidió estudiar Ingeniería Eléctrica en el Instituto Tecnológico de La Laguna. No tenía forma de saber que años después sería uno de los personajes más identificables en la región y un referente musical en La Laguna.

ENTRE MÉXICO Y ARGENTINA

/media/top5/top-cadereira2.jpg

Un viaje a Argentina desencadenó en Marcelo una afición particular por la cumbia. Se dio cuenta que era un género popular interpretado por gente "bien" y que tenía la aceptación de todo el público.

"En Argentina conocí la cumbia villera. Fui a un pueblo que se llama General Sarmiento, cerca de Buenos Aires. Era diferente, muy bonito, de gente bonita y muy 'nice'. Unos amigos tenían un grupo de cumbia villera y me sorprendió. Allá le gustaba a todo el público, no sólo a la gente de las villas, sino que a los chavos 'bien'".

Tras regresar del país pampero, con un panorama más claro sobre lo que quería ser, Marcelo decide mudarse a la Ciudad de México. Con una ingeniería en su currículum, atravesó un punto de quiebre en su vida donde la música lo sedujo más que conseguir un trabajo normal en una empresa.

Ya en la capital mexicana, Marcelo formó la banda Serena Morena, un grupo que fusionaba distintos géneros como mambo, funk, cumbia, reguetón y merengue. Con esta banda, alcanzó un cierto nivel de prestigio en la escena local, pero a la vez lo complementaba mezclando temas de cumbia electrónica por su cuenta.

"Hacía mis remixes y los subía a Soundcloud. Me daba cuenta que a la gente le gustaban, tenía reproducciones de Inglaterra, Brasil, Colombia y otros países. Era un boom de la cumbia digital. Todos los que teníamos un estudio de grabación casero hacíamos beats de cumbia y les metíamos pop o rock".

Tiempo después Marcelo decide separarse de la Serena Morena para dedicarse a hacer música por su cuenta bajo el nombre de Cadereira y regresar a La Laguna, en donde la gente poco a poco aceptaba su propuesta musical.

CADEREIRA

/media/top5/top-cadereira3.jpg

El proyecto de Cadereira comenzó con Marcelo como solista, pero después se convirtió en un supergrupo formado por varios de los mejores músicos de la región. La banda incluye a Raúl Jáquez, multiinstrumentista reconocido por interpretar distintos géneros a la perfección, y a Tomás Nájera, un baterista todoterreno con experiencia en la cumbia gracias a Chicos de Barrio.

"La verdad es muy padre, muy cómodo. Yo les digo que me siento como Luis Miguel con los músicos que traigo. Ya nomás falta meter los metales", bromea Marcelo consciente del talento que reunió en su banda, donde hasta ahora llevan grabadas dos producciones musicales: El Baquetón Volumen 1 y 2.

La música de Cadereira logró apartar los prejuicios sociales hacia la cumbia para ubicarla en un nuevo tipo de público y ganarse un nombre en el género junto a bandas como Los Chicos de Barrio, Los Capi, Apache o La Mera Vena.

El estilo de la banda es distinto al de la cumbia lagunera. Tiene un ritmo más lento y suave que complementa con destellos poperos y electrónicos. "Gracias a Dios a la gente le han gustado mucho nuestras canciones. No lo esperaba tanto así. Cadereira es una onda más pachecona, como que te das la pausa, vas lento, la disfrutas, ésa es la diferencia con las cumbias de aquí".

MARCANDO LA CUMBIA

/media/top5/top-cadereira4.jpg

Una de las experiencias más satisfactorias en la vida de un compositor es cuando la gente reconoce las canciones y las cantan durante los shows. Con el grupo acoplado a la perfección, Cadereira esparce la cumbia a todo el público para llenarlos de puro sabor.

"Antes la cumbia le llegaba diluida a la gente. Ahora ya con los músicos que se han integrado al grupo la cosa cambia. Vas a un concierto de Cadereira y te cambia la onda. Es bonito que te pidan canciones que no son hits, temas que aún ni siquiera grabamos".

Ir a un concierto de Cadereira es igual a una noche de fiesta. La energía de la banda, el talento de los músicos sumado al carisma de Marcelo hacen un proyecto, que pese a ser cumbia, es único en La Laguna.

"En los conciertos la gente puede esperar mucha energía alegre, mucha muchacha guapa y diversos géneros también. No sólo tocamos cumbia; también tocamos reguetón, norteñita, cumbias rápidas, cumbias villeras, bachata. La gente puede esperar diversidad, baile y alegría".

Marcelo es lagunero y ha tenido la oportunidad de conocer distintas partes de la República, gracias a su música. El viaje a Argentina y su estancia en la Ciudad de México lo llenaron de experiencias nuevas al tiempo en que mejoraba su visión musical. Hoy, la música de su banda, representa en cierta forma la idiosincrasia de los laguneros.

"Los laguneros somos muy llevaditos, somos pesaditos, muy bromistas y muy alegres. Somos directos y son cosas que se ven en la música de Cadereira. Las letras son muy a lo que van, sin tanto rodeo; la música y los sonidos muy de cumbia. La cumbia siempre es alegre, es chistosa, es como de broma inclusive, como que no se toma tan en serio".

‘MARCELO, YA ANDAS OTRA VEZ DE BAQUETÓN’

/media/top5/top-cadereira5.jpg

La gente suele ubicar a Marcelo como Cadereira y tiene que aclarar que ése es el nombre de su banda. "Algunas personas me han comentado que las canciones sí son un poco como soy. No todo es alegría, también tengo mi lado oscuro, aunque sí intento ser alegre como en las canciones. También soy romántico, como en las canciones de Cadereira".

La aventura musical de Marcelo, los músicos que se toparon en su camino, los viajes, la cumbia, los conciertos, la gente, los videos musicales, los fans. Todo el éxito que ha cosechado se debe en gran parte a su familia, quienes lo han apoyado en su decisión de vivir de la música.

"He recibido apoyo total de mis padres. Mis mánagers son ellos. Son los que me han apoyado, los que han comprado mis guitarras, los que me han facilitado todo. Sin ellos no sería nada. Siempre digo que el socio número uno de Cadereira es mi papá. El apoyo de él fue clave para vivir en otra ciudad y ha aguantado todo el ruido en la casa".

En cuanto al talento local, "Chelo", como le dicen, cree que la escena musical aún no está tan bien formada, pero que falta creer. "Si crees que para ser un artista profesional y reconocido tienes que irte a otra ciudad, nunca va a haber talento en la región. Hay personas que estamos apostándole a nuestros proyectos quedándonos aquí en Torreón a vivir. Gracias a esa gente comienza a existir un ambiente más profesional de música".

Para Marcelo, la clave del éxito que ha tenido en Cadereira y en La Laguna es no quitar el dedo del renglón. "Es no querer hacer dos cosas, ni una y media, sólo una cosa. Ser músico o ser músico".

"Si crees que para ser un artista profesional y reconocido tienes que irte a otra ciudad, nunca va a haber talento en la región". — Marcelo Gamboa, músico

/media/top5/top-cadereira6.jpg

/media/top5/top-vidas.jpg


El poder de la cumbia

Marcelo Gamboa apuesta a la escena musical de la región con su proyecto Cadereira. (MICHEL MORÁN)


Etiquetas: CadereiraMarcelo GamboaVidas de sol

Más de Torreón

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT