22 de mayo de 2019 notifications
menu
Doctor en Casa

Sigue tu ritmo

Y conoce más sobre tu salud

LAURA PUENTES
Torreón, Coahuila, jueves 07 de junio 2018, actualizada 12:54 pm

Conocer el indicador ideal de tu salud, ayudaría a entender como funciona tu cuerpo de una forma más sencilla y precisa, pero ¿sabes cuál es?

Cada vez más expertos se inclinan por un nuevo indicador: la variabilidad de la frecuencia cardíaca o HRV (Heart Rate Varibility).

Es imposible reducir tu compleja biología a una única métrica global, pero entenderás la importancia de monitorizar este valor. No sólo para mejorar tu salud, también tus entrenamientos. Y lo mejor, lo puedes analizar diariamente sin salir de casa.

En condiciones normales, los latidos de tu corazón no son regulares. Hay pequeñas variaciones de tiempo entre cada latido, siguiendo un patrón fractal. Este patrón se repite a todos los niveles del universo, desde creaciones naturales hasta la forma en la que caminamos.

Tu latido y tu entrenamiento

Hoy sabemos que la variabilidad de tu corazón nos da mucha información sobre tu salud. Y es precisamente lo que mide el HRV o la variabilidad de la frecuencia cardíaca, cada vez más utilizado para evaluar el estado global de cuerpo y optimizar el desempeño deportivo.

Y contrariamente a lo que podría parecer, cuanta más variabilidad, mejor.

Sólo necesitas dos cosas para medir la variabilidad de la frecuencia cardíaca:

• Un pulsómetro BlueTooth. El Polar H7, económico, fiable y compatible con la mayoría de smartphones.

• Una app específica. Se puede utilizar Elite HRV (gratuita), de SweetBeat (iPhone) y BioForce (costosa pero muy completa).

Esto no es nuevo. Los deportistas de élite llevan décadas programando sus entrenamientos en base al HRV (detalle). Esta tecnología está hoy al alcance de todos.

Por supuesto, no se trata de fiarte más de un indicador (por bueno que sea) que de tus propias sensaciones. Utilízalo como completo a tu propio sentido común. Por ejemplo:

• HRV elevado: estás recuperado. Hoy es el día de empujarte algo más y entrenar con intensidad. Tu sistema simpático está listo para activarse al máximo.

• HRV medio: entrena según lo planificado, pero no intentes romper ningún récord.

• HRV bajo: tu cuerpo está en alerta. No añadas mucho estrés adicional. Algo de cardío ligero, quizá un paseo tranquilo o alguna sesión de movilidad y temprano a la cama.

La naturaleza no es uniforme. Sorprendía a nuestros ancestros con frecuencia. Aprovecha las comodidades modernas pero no elimines la variabilidad que tus genes esperan.

Si no me crees, hazle caso a tu corazón.

Un impulso extra

Mantén buenos hábitos generales, pero no olvides añadir cierta aleatoriedad en todas las dimensiones de tu vida:

• En tu alimentación: haz días de ayuno y días de recarga, cicla carbohidratos, varía tus vegetales y frutas según la temporada.

• En tus entrenamientos: incluye días de máxima intensidad y días de descanso absoluto, sesiones largas y sesiones cortas, unas estructuradas y otras de movimiento libre.

• En tu entorno: pasa frío de vez en cuando, ensúciate, camina en diferentes superficies, cuélgate de ramas…

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...