15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 27 de marzo 2019, actualizada 7:56 am

Enlace copiado

El que anda dando “palos de ciego” ante los empresarios locales es el flamante Secretario del Ayuntamiento de Torreón, Sergio Lara Galván, quien citó a algunos representantes de organismos afines a la industria de los alimentos para descubrir el “hilo negro” y presentar una novedosa propuesta que bautizó como “Taxi Seguro”. La idea puede no ser mala, pero llama la atención el interés del funcionario de “meter las manos al fuego” por un grupo organizado de al menos diez líneas de taxis de Torreón que ofrecen su servicio nada más y nada menos que mediante una aplicación, adivine usted perspicaz lector, igual que la de Uber, pero sin ser Uber, jurando y perjurando que serán puras unidades de taxi de modelo reciente, con choferes uniformados, limpios, educados... pues como deberían ser todos los choferes.

En la reunión, los empresarios le hicieron ver que ese renglón del Taxi Seguro o Servicio de Transporte Alternativo, es uno de lo cuatro objetivos que vienen dentro del programa “Servicio Responsable” que se presentó el pasado viernes por la tarde en las oficinas de Recaudación de Rentas de Torreón, a empresarios con giros en la industria alimenticia y la vida nocturna, es decir, “los antreros”; donde el Gobierno del Estado presentó una sesión informativa y de paso les ofertó capacitación a los propietarios, gerentes, meseros y elementos de seguridad privada, para la detección oportuna de personas que consuman alcohol de forma inmoderada, con la intención de detectar oportunamente a un cliente alcoholizado e incidir en la disminución de accidentes viales o hechos de violencia derivados del consumo excesivo de bebidas embriagantes, el cual despertó el interés entre los asistentes, quienes su principal señalamiento lo hicieron contra los excesos que actualmente representa el operativo municipal del Alcoholímetro, que equivocadamente mide su “efectividad” en función del número de detenidos durante el “fin de semana” (porque ya lo aplican desde los miércoles) sin impactar en el número de choques relacionados con el consumo de alcohol. A pregunta expresa de los empresarios, sobre la posibilidad de conjuntar esfuerzos, don Sergio evadió el cuestionamiento diciendo que a la ciudadanía le convenía más que cada instancia de gobierno trabajara por su cuenta, dejando en claro la prioridad que tiene el Ayuntamiento y su hermandad con la aplicación de “Taxi anti-Uber”.

***

Apenas se estaba terminando de apagar el fuego de la novela que estelarizó hace un mes el despistado director de Inspección y Verificación, Rolando Anaya, quien recordará estimado lector, protagonizó un accidente de tránsito por “confundir” el sentido de una vía del Sistema Vial Alianza, cuando al alcalde Jorge Zermeño le llegó otro incendio, ahora protagonizado por su jefe de Vialidad Pedro Luis Bernal, quien fue denunciado primero ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por un elemento femenino de tránsito, quien dio santo y seña de los malos tratos y hostigamiento laboral que sufre al igual que otros compañeros, por parte de don Pedro Luis; y luego, elevaron la denuncia a la Delegación Laguna I de la Fiscalía del Estado de Coahuila; lo cierto es que el alcalde de nueva cuenta salió a defender a capa y espada, con más espada que nada, a su funcionario, el mismo que ya había sido director de tránsito de la ciudad en 2009 durante la administración del ex panista José Ángel Pérez, cargo en el que apenas duró nueve meses cuando recibió la invitación a salir por la puerta chica en el momento en que don José Ángel no pudo lidiar con las quejas por malos tratos y hostigamientos de los agentes que incluso se negaron a salir a trabajar durante un día mientras no cambiaran a su director. Las denuncias contra el director no son nuevas para Zermeño, quien durante su mini alcaldía de un año, tuvo que salir a pedir disculpas a una ciudadana quien filmó al problemático director mientras la hostigaba desde un vehículo particular, o cuando fue captado por los indiscretos aficionados que para pronto lo balconearon en las redes sociales disfrutando con su uniforme de un ameno partido del Santos Laguna, y aunque fue llevado a comparecer ante el cabildo, quien sacó la cara por él, fue su jefe, don Jorge Zermeño ¿pero qué necesidad? Ya le empiezan a increpar algunos colaboradores al alcalde de Torreón.

***

Y quien no termina de entender que sus días como candidato, influencer, instragramer, twittero y demás términos de celebridad de las redes sociales del agónico PRI ya terminaron, es el nobel magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila Miguel Mery Ayup, más allá de que aún algunos miembros de la rama judicial sigan considerando una ofensa que un político haya ocupado la silla de un alto tribunal sin tener carrera judicial, que para muchos fue como nombrar a un militar, General, sin antes haber sido Capitán, de lo que ya se empiezan a quejar varios de sus compañeros es de que don Miguel, se va campante dos o tres días a la semana a la capirucha del adobe a seguir pendiente de las grillas políticas estatales, dejando la chamba literalmente tirada para que la saquen sus compañeros, o cuando tiene que atender a sus fieles seguidores del Facebook en lugar de revisar los aburridos asuntos judiciales que llegan al tribunal, mejor opta por ponerse en forma y sale a correr al bosque para compartir sus saludables rutinas e historias y uno que otro #hashtag a través de sus redes. Infiltrados entre archivos y demandas, nuestros subagentes nos comentan que nadie ha querido molestar al bien vestido magistrado, con eso de que se ganó su silla a pulso, pero al pulso del ex gobernador Rubén Moreira, quien por cierto es el primero en darle “me gusta” a sus publicaciones, pues a lo mejor ya están buscando una estrategia para repartirse la chamba sin llorar ¿será?

***

Al parecer eso del distanciamiento del gobierno federal con la “prensa fifí”, que no es más que aquella que se atreve a realizar preguntas incómodas, se convirtió en una de las directrices del Movimiento de Regeneración Nacional, sólo que antes parecía una practica ingeniosa exclusiva del preciso, porque eso si, hay que reconocer la autoría intelectual de la ingeniosa frase que tanto meme ha dado, al presidente Andrés Manuel López Obrador y sus ocurrencias, sólo que los que están tratando de hacer una versión chafa de la misma, son los integrantes de la cuarta transformación que despachan desde la Presidencia Municipal de Matamoros. Nuestros subagentes disfrazados de silla rota, nos comentan que lo curioso es que el que más se molesta con las preguntas de la prensa incómoda es el coordinador de comunicación del municipio, Cristian Ruvalcaba, incluso, hay quienes dicen se le pegó eso ser “más papista que el papa”, pues don Cristian hace los corajes que no hace el propio alcalde Horacio Piña, quien por el contrario, apechuga con estoicismo todos los cuestionamientos, mientras que su funcionario dispara y dispara quejas contra los molestos reporteros. La cuestionable actitud del funcionario ya llegó a oídos del súper delegado en Coahuila Reyes Flores, quien se preocupó, no vaya a creer amable lector que por eso de la libertad de expresión o de las nuevas políticas federales para la protección de periodistas, sino porque Ruvalcaba presumió que parte de su valentía venía del incondicional apoyo del jefe de Morena en el estado, y con eso de que uno de los principales señalamientos que se le han hecho a don Reyes es la falta de información a los medios, el que terminó haciendo más corajes fue el jefazo de Morena.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...