16 de junio de 2019 notifications
menu
Ciencia

Nivel y temperatura de los mares, en cifras récord por cambio climático

EFE
NACIONES UNIDAS, domingo 31 de marzo 2019, actualizada 12:42 pm

Enlace copiado

El nivel y el calentamiento de los océanos siguieron aumentando en 2018 hasta alcanzar niveles récord como consecuencia del cambio climático, según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La OMM, una de las ramas científicas de la ONU, dio a conocer su última Declaración sobre el estado del clima, que advierte de que las señales físicas y los impactos socioeconómicos del cambio climático son cada vez mayores.

Ese documento, del que ya se había publicado una versión provisional el pasado noviembre, señala que el año 2018 registró la cuarta temperatura media mundial más elevada desde que existen datos.

Se trató, sin embargo, del año más cálido del que hay constancia de todos aquellos en los que se dio el fenómeno de La Niña, marcado por temperaturas más reducidas en el Pacífico.

Así, la OMM subraya que 2018 continuó con la tendencia al calentamiento.

Otros indicadores climáticos, como el calor oceánico, alcanzaron el pasado año nuevos máximos, rebasando el récord establecido en 2017.

Según la OMM, el contenido calorífico de los mares ofrece una medición directa de la acumulación de energía en las capas superiores del océano, donde acaba más del 90 % de la energía atrapada por los gases de efecto invernadero.

También siguió subiendo el nivel del mar, que en 2018 tuvo un nivel medio a escala mundial aproximadamente 3.7 milímetros más alto que en 2017, un nuevo récord.

La principal causa de este fenómeno es el retroceso de los mantos de hielo, según el informe de la OMM.

Durante 2018, la extensión de hielo marino en el Ártico se situó muy por debajo de la media y se mantuvo en niveles bajos sin precedentes durante los dos primeros meses del año.

La máxima extensión anual, que se dio en marzo, fue la tercera más reducida registrada en esas fechas desde que se empezaron a hacer estas mediciones en 1979.

En el caso de la Antártida, el hielo marino también estuvo entre los registros más bajos de los que hay constancia, mientras que la capa de hielo de Groenlandia aumentó gracias a una caída de nieve superior a la media, pero ello tuvo poco impacto en la tendencia a la reducción que se observa desde hace dos décadas.

La OMM, que habitualmente presenta este informe en Ginebra, lo dio a conocer este año en Nueva York, donde está en curso una reunión de países de todo el mundo en la que se discute, entre otras cosas, los preparativos de la cumbre sobre el clima convocada por Naciones Unidas para el próximo septiembre.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...