20 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

'Pesticidas no son los mismos de antes'

Autoridades sanitarias explican que productos usados años atrás eran más peligrosos

GUADALUPE MIRANDA/ EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, martes 02 de abril 2019, actualizada 7:59 am

Enlace copiado

Luego de que, a través de una investigación realizada por la Universidad Juárez del Estado de Durango, se detectaron concentraciones de insecticidas como el DDT en mujeres embarazadas y bebés recién nacidos, tanto el titular de la Jurisdicción Sanitaria 2 como personal de la Comisión de Protección contra Riesgos Sanitarios en Durango (Coprised), aseguraron que los pesticidas empleados actualmente, no son los mismos que se utilizaron décadas atrás en la Región Lagunera.

Carlos Delgado, verificador sanitario en la oficina regional de Coprised en Gómez Palacio, explicó que anteriormente el uso de los plaguicidas, tanto en cultivos como en el área comercial e industrial era indiscriminado.

"En la actualidad han cambiado el rubro, ya no es como antes. Ahorita están clasificados como ligero, moderado y altamente tóxico", explicó Delgado.

Sin embargo, dijo que su venta no está regulada por la legislación.

"Lo que pasa es que no hay una legislación, no está normado como el uso del medicamento controlado, aquí cualquier persona puede ir a una comercializadora de plaguicidas y comprar un pesticida, agroquímico, sin ningún tipo de restricción", señaló.

Por lo que explicó que el trabajo como Coprised, es verificar que el producto que ofrezcan sea el adecuado.

Aunque recalcó que aún cuando esté clasificado el producto como muy tóxico, no son iguales a los de hace cuatro o cinco décadas.

El verificador de la Coprised comentó que los productos que anteriormente se utilizaban y que son altamente tóxicos son el conocido "polvo de avión", el cual está compuesto por DDT (dicloro difenil tricloroetano).

Se trata de un plaguicida usado extensamente en el pasado para controlar insectos en cosechas agrícolas e insectos portadores de enfermedades, tales como la malaria y el tifus.

De acuerdo con Jesús Rentería, titular de la Coprised en la región Laguna, este tipo de plaguicida era utilizado en las viviendas, sobre todo de las comunidades más necesitadas, para terminar con chinches e incluso para erradicar la pediculosis (piojos). Dicho producto es altamente cancerígeno.

Razón por la que si se sorprende a una persona vendiendo el producto, se le decomisa inmediatamente.

LA JURISDICCIÓN SANITARIA

Por su parte, el titular de la Jurisdicción Sanitaria número 2 con cabecera en Gómez Palacio, Luis Manuel Ortega Amador, comentó que en la actualidad los productos que se manejan son los permitidos por la Norma Oficial Mexicana, "para que haya contacto con las personas y no les afecte. Son totalmente diferentes a los que se usaban antiguamente", coincide con los funcionarios de la Coprised.

El titular explicó que algunos productos como el DDT, que se utilizaban años atrás, llegan a permanecer por años en el medio ambiente.

"Hay algunos productos que sí pueden provocar estar en el ambiente, seguir por años, por ejemplo el DDT", recalcó, explicando que puede ser incluso más de 100 años.

Ortega Amador aseguró que los productos que son utilizados por la Jurisdicción Sanitaria para realizar acciones de fumigación en contra de los mosquitos transmisores del virus del dengue, están autorizados por la Secretaría de Salud.

El también médico, recomendó a la ciudadanía antes de adquirir cualquier plaguicida, que revise las etiquetas, "que tengan mucho cuidado, en los mismos envases que se utilizan para las casas o para fumigar en los patios, viene especificado cuáles se puede y cuáles no".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...