19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Contaminación afecta a las Lagunas de Montebello en Chiapas

EFE
COMITÁN, CHIAPAS, miércoles 03 de abril 2019, actualizada 12:13 pm

Enlace copiado

Las llamativas y turísticas Lagunas de Montebello, en el suroriental estado mexicano de Chiapas, continúan mutando de color debido a los productos agroquímicos vertidos, alertaron este miércoles especialistas.

El cambio dramático de coloración se debe al "excedente de fosfato y de nitratos de los agroquímicos", que producen esta transformación", expresó en entrevista con Efe la directora del Parque Nacional María Odetta Cervantes Bieletto.

Las lagunas se ubicadas en el Parque Nacional Lagos de Montebello, que cuenta con más de 50 lagunas con aguas de tonalidades que van del azul fuerte hasta el verde turquesa.

Forman parte de la Cuenca Río Grande-Lagunas de Montebello, pero desde hace más una década las aguas de las lagunas han mostrado cambios en su coloración.

Y desde el 2017, investigadores y miembros de la sociedad civil, alertaron de las afectaciones señalando que estas estaban contaminadas en un 40 %.

Tras estudios realizados sobre la calidad del agua, por diferentes dependencias y laboratorios, y a dos estudios recientes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se tienen datos exactos del cambio de coloración en dos lagos: La Esmeralda y Encantada, expresó Cervantes.

La directora del parque indicó que desde hace tres años, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha estado trabajando con diferentes instancias, desde el municipio a la sociedad civil.

Pero "no se han logrado los resultados deseados", lamentó.

Por lo que expresó la necesidad reforzar los trabajos interinstitucionales y proyectar en el establecimiento de sistemas de tratamiento de agua residuales y de sistemas de humedales.

También instó a realizar acciones de reforestación para evitar el arrastre de sedimentos.

Y así ayudar a filtrar, purificar, oxigenar y recargar los mantos freáticos con agua más limpia.

Asimismo ,dijo que es urgente reconvertir las acciones productivas de la región.

Destacó que la cuenca tiene una superficie de 71,000 hectáreas de las cuales el 40 % se encuentra deforestado, lo que es una "superficie considerable", puntualizó Cervantes.

Detalló que alrededor de la cuenca viven 100,000 habitantes ubicados en comunidades aledañas, donde la mayoría son agricultores y ganaderos que aportan descargas de aguas residuales hacia el Río Grande y el manto freático.

La experta señaló que este parque nacional, además de ser un patrimonio natural, es un escenario hermoso, por lo que es responsabilidad de todos realizar acciones para su conservación.

Además, la biosfera es reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y sus humedales, por su importancia, pertenecen a la Convención Ramsar.

"Tenemos que proteger y revertir los procesos de deterioro", expresó la especialista.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...