19 de mayo de 2019 notifications
menu
Torreón

Fredy vive 'Viacrucis'; todo es por su familia

Una complicación es aguantar el hambre y 'ganarle' al cansancio para no quedarse dormido

MARY VÁZQUEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 21 de abril 2019, actualizada 12:52 pm

Fredy es un migrante de 36 años originario de Honduras y vive su propio "Viacrucis" para darle una mejor vida a su familia.

Como muchos llegó al Centro de Día para Migrantes Jesús Torres, en la colonia Las Julietas, para descansar un poco y continuar con su camino, en "lomo" del ferrocarril.

Comenta que salió de su pueblo el 3 de abril, después de "tanto pensarlo" pues nunca había salido de su tierra, pero se decidió emprender su viaje para llegar a Estados Unidos, aún y con todo lo que se dice, sobre los peligros a los que se expone con la "gente mala", pues la necesidad pudo más, ya que dice se quedó sin trabajo hace 6 meses, era jornalero en un campo de hortalizas.

Tiene cuatro hijos, dos varones y dos hembras, incluso dice que al ver la situación del hogar, el mayor de sus hijos, de 17 años de edad trabaja, pero no es suficiente para sostener el hogar.

"Usted sabe que en mi país las cosas no están bien, pagan muy poco y luego le subieron a la energía eléctrica y al combustible y cuando le suben a esas dos cosas la canasta básica sube mucho y sin empleo las cosas se complican, uno trata de buscar empleo pero no encuentra y entonces tome la decisión se venirme para acá para ver si llegó a Estados Unidos. Yo nunca había salido de mi país, pero no hay de otra".

En el camino se unió a un grupo de personas que busca el "mismo sueño" y menciona que pese a todas las historias que se cuenta, de la "gente mala, gracias a Dios" no les ha pasado nada, hasta ahora lo único complicado es saber cuál es el ferrocarril que los lleve a la frontera norte, incluso dice que por equivocación tomaron un tren que iba para Aguascalientes, pero el mismo personal de seguridad de la empresa les dijo iban de regreso y les indicó el tren deberían tomar.

Otra complicación es aguantar el hambre y "ganarle" al cansancio para no quedarse dormido y caer de la locomotora, en donde pueda perder la vida, ya le tocó "ver la muerte", pues presenció cómo a un compañero de viaje lo "partió" el tren.

"Los primeros días fueron los más difíciles, nos la pasamos sin comer y ya los siguientes días había veces que dábamos una comida, porque nos hemos encontrado gente que nos ha colaborado con comida o con monedas y ahí la vamos pasando".

Fredy platica que no tiene familia en Estados Unidos, sólo algunos amigos que no sabe si lo apoyarán para alcanzar su objetivo, pero aún así dice que hará todo lo posible para "brincar" a Estados Unidos.

"Al tiempo que estamos hoy no creo que se pueda generar riqueza, pero por lo menos podré juntar algo para darle a mi familia una mejor vida y bueno ya con el tiempo juntar para poner un negocio".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...