20 de junio de 2019 notifications
menu
Espectáculos

Historia de un actor: Jorge A. Jiménez

El originario de Zaragoza, Coahuila, platica de su papel de Colosio y cómo ha sido despegar en México tras 14 años de carrera en Estados Unidos

EDUARDO SEPÚLVEDA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, lunes 22 de abril 2019, actualizada 9:30 pm

Enlace copiado

De jefe de sicarios de uno de los narcotraficantes más poderosos en la historia al presidente que los mexicanos hubieran querido tener, en ese rango se ha manejado la carrera del actor coahuilense Jorge A. Jiménez en los últimos años.

El actor platica en exclusiva con El Siglo de Torreón mientras se toma unos días de descanso en su pueblo, como él le dice a Zaragoza, Coahuila.

/media/top5/colosiow3jpg.jpg -¿Y cómo fue que llegaste a ser Colosio?

Por un casting, a través de mi mánager. Me grabé, mandé mi video, lo vieron y pidieron verme en persona. Después de 14 años como actor independiente, Jorge se convirtió de pronto en el candidato a representar la vida del político cuya muerte paralizó al país el 23 de marzo de 1994. Y ganó su campaña.

-¿Cuánto tiempo de preparación fue necesario para interpretar ese papel?

Fue una larga preparación. Te dan el guion, tienes una reunión con los escritores, productores. Luego hay pláticas donde te cuentan anécdotas, la historia del personaje; como actor, te pones a investigar, a prepararte... Tuve que ver sus discursos. La parte de su vida personal fue complicada porque no hay mucho documento, hay que usar la imaginación y llegar a un punto de encuentro entre director y actor.

-Me imagino que fue todo un reto…

Sí fue un reto. Un personaje ficticio, lo creas, le das una forma de hablar, una forma de caminar. Pero para un personaje real hay que apegarse más y en este caso no ves a la persona, sino al candidato, al que da el discurso. Es un reto mayor.

-Estás de acuerdo en que con esta serie Netflix retoma el punto en el que cambia drásticamente el rumbo de la historia del país, al menos en la época reciente, ¿cierto?

Cuando pasó lo de Colosio uno estaba más chavo y te quedabas con lo que veías en las noticias. Supe lo que pasó, o lo que contaron. Ahora con la serie vi muchas cosas que yo ni enterado estaba. Incluso hay muchos señores que me han dicho ‘oye, no sabíamos esto’ o ‘yo no sabía lo otro’. Y no teníamos por qué saberlo. Creo que la serie sí vino a educarnos un poco en la historia.

/media/top5/COLOSIO106Unit00021R21e1549574954116jpg.jpg

-¿Colosio es tu papel más importante hasta ahora?

Todos mis personajes los veo con el mismo cariño, es mi trabajo, y no sabes si va a funcionar o no, pero se hace con la misma pasión. Hasta ahora, “Poison” es el personaje con el que más proyección he alcanzado. Colosio tuvo mucho alcance en México, pero Narcos (serie) es mundial. Colosio aún no sé hasta qué punto se haya extendido, mientras que con “Poison” tengo seguidores de la India, Alemania, toda Europa, en China, Estambul…

-Escuché que en Argentina te tienen mucha estima…

Es increíble, no lo había vivido. No me había pasado. Mi personaje aparecía en todos lados. Y a pesar de que no tiene diálogos muy fuertes, es el que hace todo el desorden en la serie. También un papel muy satisfactorio para mí es el que tuve en la película Alita: Battle Angel, de Robert Rodríguez y James Cameron. Es un papel muy chiquito, pero de pronto estaba metido en un cuarto con cuatro ganadores al Premio Oscar. ¡Imagínate! Este ya es mi tercer trabajo con Robert Rodríguez.

-¿Y qué pasa cuando terminas de grabar?

Yo me dedico a trabajar, lo demás no está en mis manos. Me presento, hago mi papel, termino y me desconecto. Me vengo al pueblo (Zaragoza) o me voy a Texas, con mis amigos de toda la infancia y mi familia. Me sigo preparando, porque esto es una ruedita de la fortuna.

-¿Qué te dicen esos amigos de la infancia?

Lo ven normal. Orgullosos, sí, pero nada fuera de lo normal. Es la misma amistad de siempre. Hay algunos amigos que ni siquiera tocan el tema, otros me preguntan y se emocionan, pero luego hay quien les dice: ‘ya, déjenlo que descanse’.

/media/top5/90319128jpg.jpg

-¿Y qué hay de Guillermo Arriaga, ha sido ‘parteaguas’ en tu carrera como actor?

Con Guillermo Arriaga hay una buena amistad. No puedo decir que sea un parteaguas, pero sí es de los pocos amigos que tengo en el medio y siempre me ha apoyado en todo. Me da muchos consejos.

Él fue mi inspiración desde que vi Amores perros, que no es la película que más me gusta de él, pero sí fue la primera y me pareció muy impactante la manera en que estaba contada la historia. Sin ser cinéfilo, y aunque ahora esa estructura se vea repetidamente en Netflix, en ese momento me pareció muy interesante. Luego vi 21 gramos y me gustó más, luego vi Los tres entierros de Melquiades Estrada y me gustó más… Sus obras son increíbles.

-Pero sí han trabajado juntos…

Hemos hecho tres cortos que han cumplido su objetivo y ya, no ha pasado de ahí. Es de los mejores escritores de cine y una excelente persona. Cada semana hablamos, espero que me contemple para algo. Lo estoy esperando.

-¿Cuál papel te gustaría interpretar?

De los personajes de ficción, algo que sea totalmente ajeno a mí. Algo más psicológico… Un psicópata. Algo raro, oscuro.

En diciembre pasado participé en una película y el personaje es lo más cercano a ese que te menciono que me falta por hacer.

Era un drogadicto con problemas psicológicos.

-¿Crees que se te abran más puertas para trabajar en México después de Colosio?

Espero que sí. ¿Quién me conocía? Nadie. Después de Narcos, pensaban que era colombiano. Catorce años de carrera como actor independiente y en Estados Unidos y aquí apenas llevo dos… dos y medio, casi. Espero que ya con esto me tomen más en cuenta para trabajar.

-¿Qué ha faltado para tener más trabajo en México?

No sé por qué tardé tanto para trabajar aquí. Busqué y busqué oportunidades. Por ahí me guardaron una vez tres años, pero no pasó nada. Jesús Torres Torres (Nadie sabrá nunca) fue el primer director mexicano que me abrió las puertas, confió en mí para una película. Luego salió otra, luego Colosio.

/media/top5/D27ogJ2U8AAASZSjpg.jpg

A detalle

Más sobre Jorge A. Jiménez:

-Es originario de Zaragoza, Coahuila, municipio que en

2010 apenas rebasaba los 10 mil habitantes.

-Estudió actuación y dirección en San Marcos, Texas.

-Sus papeles más trascendentales como actor han

sido: “Poison” (Narcos) y “Luis Donaldo Colosio”

(Historia de un Crimen: Colosio), ambas series

distribuidas por Netflix.

-También ha trabajado como productor.

-Ha trabajado al lado de actores como Christoph Waltz,

Jennifer Connelly y Mahershala Ali, ganadores del

premio Oscar.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...