12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

EL CRISTO DE LAS NOAS

POR: DR. JESUS G. SOTOMAYOR GARZA (CRONISTA DE TORREÓN)
lunes 29 de abril 2019, actualizada 8:59 am


Enlace copiado

Existen ciudades y regiones en el mundo que se distinguen por una particularidad distintiva. Así tenemos a la legendaria china con su muralla, a Egipto con sus pirámides, a Nueva York con sus rascacielos, a México ciudad capital por el Castillo de Chapultepec, el Palacio Nacional, la Torre latinoamericana, a Monterrey Nuevo León por el cerro de la silla, León Guanajuato por su Cristo de la Montaña, Puebla por sus templos coloniales, Teotihuacán por sus pirámides y así en muchos otros lugares, los habitantes de cada lugar hacen de los edificios o monumentos materiales símbolos de distinción de su lugar de origen y de identidad regional.

El símbolo de nuestra ciudad fueron las construcciones que le dieron precisamente su nombre, las cuales fueron llamas el "torreón", y del cual aun contamos con el construido en 1870 y el cual se conserva en el museo del algodón, pero aparte de este símbolo material, hacía falta un símbolo espiritual que complementara al primero y así se conjuntaron los dos aspectos del ser humano, que estuvieran de acuerdo a la idiosincrasia de los habitantes de Torreón. En 1958 debido a la iniciativa de un padre jesuita se construyó en el cerro de las noas una imagen de Jesucristo con dimensiones menores a las de la imagen actual pues tenía ocho metros de alto, con brazos y cabeza de metal y cuerpo de concreto vaciado.

En el año de 1973 el padre José Rodriguez Tenorio concibió la idea de que se engrandecieran las dimensiones del Cristo y se construyera en lo alto del cerro de las noas además un complejo religioso-turístico, para lo cual contó con el apoyo del entonces obispo de Torreón don Fernando Romo Gutierrez a quien Rodriguez Tenorio contagio de su entusiasmo estando convencido de que "a través de lo visible de la imagen se llega a lo invisible de Dios" previamente se edificó un templo y una cafetería que fueron demolidos cuando se contó formalmente con un plano elaborado por el arquitecto Rodolfo Diaz Veloz el cual contenía el diseño del conjunto total del complejo religioso-turístico.

El escultor Vladimir Alvarado desde 1981 tuvo a su cargo el proyecto de la nueva escultura, el cual tiene 21.8 metros de altura y se emplearon 580 toneladas de concreto armando en su construcción, encontrándose a 220 metros sobre el ras de la ciudad y 1300 metros a nivel del mar, y es considerado un símbolo representativo no solo de Torreón sino de toda la comarca lagunera. El Cristo le debe su nombre al cerro en donde se encuentra, el cerro de las noas, llamado así debido a un cactus que crece allí llamado "noa" siendo inaugurado en el año de 1983 por e nuncio apostólico prigione, el obispo de Torreón y por quien hizo posible se realización el presbítero José Rodríguez Tenorio.

El Cristo de las noas tiene la mirada orientada hacia el norte con la cabeza levemente inclinada hacia abajo con los brazos extendidos como quien va al encuentro de un viejo y querido amigo esto significa que abraza a todo el pueblo lagunero, tal y como lo afirmaba José Rodríguez Tenorio. Como un reconocimiento para el autor de esta magna obra, el destacado universitario Manuel Medina Elizondo proyecta que en el propio cerro de las noas se erija un monumento con la figura de Rodríguez Tenorio, pues el complejo religioso-turístico a cobrado resonancia no solo a nivel nacional sino fuera de nuestras fronteras. El Cristo de las noas al igual que el Torreón del sector alianza y el puente sobre el río Nazas son los principales símbolos de nuestra ciudad y con lo que no solo los torreonenses sino los laguneros en general nos identificamos.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...