16 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Personajes en la historia de méxico

JOSÉ LEÓN ROBLES DE LA TORRE
miércoles 08 de mayo 2019, actualizada 8:34 am

Enlace copiado

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL "EL PUENTE" NUM. 3 DE FECHA MARZO Y ABRIL DE 1991, y en ella se publicó el artículo 25 de la serie de la autoría de Lauro Quintanar Ortega y Max Rivera y en parte dice: "CINES DE LA LAGUNA": El 11 de septiembre de 1990 se realizó la mesa: "EL CINE EN LA LAGUNA", como parte del coloquio de informantes para la historia oral de Torreón. Participaron tres trabajadores de la industria cinematográfica en La Laguna por largo tiempo: Camilo Martínez Rodríguez, Francisco Ledesma y Lauro Quintanar Ortega. El moderador fue Max Rivera, quien es encargado del Cineclub del Departamento de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Coahuila, Unidad Torreón, catedrático de la Universidad Iberoamericana, crítico de cine en el periódico La Opinión desde hace 18 años.ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL "EL PUENTE" NUM. 3 DE FECHA MARZO Y ABRIL DE 1991, y en ella se publicó el artículo 25 de la serie de la autoría de Lauro Quintanar Ortega y Max Rivera y en parte dice: "CINES DE LA LAGUNA": El 11 de septiembre de 1990 se realizó la mesa: "EL CINE EN LA LAGUNA", como parte del coloquio de informantes para la historia oral de Torreón. Participaron tres trabajadores de la industria cinematográfica en La Laguna por largo tiempo: Camilo Martínez Rodríguez, Francisco Ledesma y Lauro Quintanar Ortega. El moderador fue Max Rivera, quien es encargado del Cineclub del Departamento de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Coahuila, Unidad Torreón, catedrático de la Universidad Iberoamericana, crítico de cine en el periódico La Opinión desde hace 18 años.

"Max Rivera: el cine nace en 1895, el 28 de diciembre a las siete de la tarde, en el Salón Indio del Gran Café en el Boulevard de las Capuchinas, en París. En ese día, en esa hora, en ese lugar, los hermanos Lumiere dieron su primera función. Unos meses después, en agosto de 1896, el cine llegó a México, aunque al principio los hermanos Lumiere consideraban su invento como un juguete óptico, pronto enviaron a sus camarógrafos a dar exhibiciones en el mundo entero. Y a ellos, se sumaron otros exhibidores franceses, más norteamericanos".

"Para entrar en materia del cine aquí en la región, a mí siempre me ha llamado la atención el nombre del Barón Bernard, un exhibidor originalmente de la Casa Lumiere, que en 1905 - dice Aurelio de los Reyes - se había independizado, recorría el país por su cuenta y al llegar a Torreón se sintió demasiado cansado y vendió su negocio".

"Sería muy interesante saber quien lo compró, y qué pasó con los aparatos, con las películas, eso ameritaría una investigación. Por lo pronto, vamos a hablar sobre las primeras salas, los primeros negocios que recuerda gente que participó ya hace tiempo en la exhibición de películas en la Comarca".

"LAURO QUIINTANAR ORTEGA: Hacia 1922, en este lugar (Galeana y Matamoros) había un corralón con gradería de madera propiedad de Isauro Martinez; Ciro Meléndez era el dueño del terreno. Allí se exhibían películas de Wiliam Farmen, de episodios, del tipo romántico del Oeste. Y además, en esta carpa Stadium tuvimos oportunidad de ver a actores de aquellas épocas: el Trío Garnica Ascencio, el violinista Lauro Uranga... igualmente peleas de box, muchos sábados y domingos. Aquí dejaron huella Vicente Aguilar, El Cargador, Blas Rodríguez, El Pellín, que peleó por el campamento mundial".

"Aquí donde está ahora el Teatro Martínez había un jacaloncito y cuando llovía la gente iba allá. La Señora Arcute se encargaba del piano, Pancholín del violín y otro muchacho del que no recuerdo nombre de la batería. Con un rielcito de esos de carril llevaban el piano a la salita, y se hacían las funciones. Pudimos ver a Lupe Vélez, todavía muy inmadura, a Emma Duval, a Lupe Rivas Cacho que trajo una compañía preciosa y que presentaba lo que llamaban el Bataclán".

"Por la misma época, también propiedad de la Compañía Cinematográfica de la ciudad de Torreón que así se llamaba, había otra carpa, la Pathé, que estaba donde ahora se encuentra el Banco de México. Presentaba sobre todo cine, y a veces funciones como de circo. Allí estaba un señor José María Hernández, que era el carpero. Allí se vieron películas como las CALAVERAS DE TERROR, y el Nacimiento de una nación, que contaba la historia de los Estados Unidos: la Guerra de Secesión, el asesinato de Lincoln, todas esas cuestiones. En ambos lugares, la entrada era de diez centavos, y se hacían funciones al dos por uno para que hubiera más gente. Era una época agitada: entraban los de un bando, salían los del otro, había cuartelazos... Situación que vivimos hasta 1929, aproximadamente, me acuerdo de una película, EL OPALO DEL CRIMEN".

"Después, sin que recuerde exactamente la fecha, se inauguró el Cine Princesa, también de la Cinegráfica Torreón, de adobe y madera, como hasta la fecha. Con el piso por muchos años de ladrillo, le ponían una esterita y la regaban para hacer la función. Allí vimos a grandes figuras: María Caballé, Esperanza Iris con la Compañía Santa Cruz, a Sofía Álvarez en su primera presentación, a Leopoldo Fortí, a Chato, a Soto, Atracciones Campillo trajeron a Agustín Lara con Toña La Negra".

"Siendo ya programista de Espectáculo, S.A., la oficina que teníamos aquí enseguida, vino un grupo de muchachas norteamericanas, LAS INGENUAS, y se presentó en el Princesa. Tocaban arpas, violines, puras cuerdas, y traían algunas canciones mexicanas. Vinieron también dos figuras de aquella época: Jorge Negrete, que ya cantaba, y Juan José Martínez Casado; me tocaba ir a pagarles: 25 pesos a cada uno, antes de descontar los impuestos...".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...