20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Organizaciones piden acuerdos en favor del medio ambiente

México debe mitigar sus gases de efecto invernadero para el 2030, prevén expertos

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 08 de mayo 2019, actualizada 7:39 am

Enlace copiado

El World Resources Institute (WRI), una organización internacional dedicada a la conservación del medio ambiente, ofreció 21 propuestas para que México frene la emisión de gases de efecto invernadero y cumpla con sus compromisos internacionales.

Los 21 planteamientos contenidos en el estudio "Eligiendo el camino correcto: Opciones de bajo costo para fortalecer las metas climáticas de México logrando beneficios sociales a largo plazo", están relacionados con eficiencia energética; precios del carbono; generación de electricidad; uso del suelo en agricultura, ganadería y silvicultura, y transporte limpio y movilidad.

"Necesitamos tomar acciones contra el cambio climático y rescatar la diversidad de la naturaleza. Seguramente nosotros vamos a sobrevivir (al cambio climático), pero con muchísimo sufrimiento por la pérdida de ciudades, migraciones continuas y pobreza", dijo Adriana Aleida Lobo, directora ejecutiva de WRI México, en la presentación del estudio.

La especialista, junto con su equipo de trabajo, indicó que las 21 propuestas del WRI podrían ayudar a disminuir en 31 por ciento la emisión de contaminantes, por lo que pidió a las autoridades tomar en cuenta el informe para el futuro diseño de políticas públicas.

Por su parte Juan Carlos Altamirano, economista senior de WRI Global, recordó que México debe mitigar los gases de efecto invernadero entre un 22 y 36 por ciento para el 2030, según lo estipulado en el Acuerdo de París.

"La buena noticia es que se pueden lograr todas estas metas en el mediano plazo. Existen las tecnologías, los recursos y la voluntad del gobierno para hacerlo", expresó. Para medir el impacto de sus propuestas, el WRI utilizó el Modelo Energy Policy Simulator, una plataforma que estima los efectos de varias políticas en términos de emisiones, métricas financieras y otras variables.

Según la organización, sus 21 propuestas necesitan una inversión de 100 mil millones de dólares, aunque también podrían beneficiar a la economía y salvar 26 mil vidas en el 2030 al reducir el nivel de contaminantes.

En la presentación del estudio estuvo presente Martha Delgado, subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y Katya Puga, subsecretaria de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En su oportunidad la representante de la SRE comentó que, ante la política de austeridad implementada por el actual gobierno, su dependencia revisará el estudio para saber si éste podría ayudar a cumplir las metas del Acuerdo de París y generar un ahorro.

Por su parte Katya Puga refrendó el compromiso de la Semarnat para compartir el estudio del WRI con otras dependencias, con el objetivo de que el cuidado al medio ambiente sea una tarea interinstitucional.

Más de un millón en peligro de extinción

Cerca de un millón de especies animales y vegetales están en peligro de extinción, "más que nunca en la historia de la humanidad", advirte el nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés).

El Informe de Evaluación Global, que brinda evidencia proporcionada por 400 expertos de 50 países del acelerado deterioro de la naturaleza en el mundo, es el primer panorama completo del estado de la biodiversidad mundial desde 2005.

El análisis muestra una imagen alarmante de las extinciones de especies, disminución de la vida silvestre, pérdida de hábitat.

También advierte del agotamiento de los servicios de los ecosistemas que son cruciales para nuestro sustento y desarrollo económico, señala en un comunicado el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

El estudio científico de mil 800 páginas señala que más de un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi 75 por ciento de los recursos de agua dulce son destinados a la producción agrícola o ganadera.

La duplicación de las emisiones de gases de efecto invernadero provocó una elevación de temperaturas globales promedio en al menos 0.7 grados centígrados.

En tanto, el promedio global del nivel del mar se ha incrementado de 16 a 21 centímetros desde 1900, cambios que han favorecido los impactos generalizados en muchos aspectos de la biodiversidad como la distribución de especies.

"El informe de la evaluación global ofrece evidencia irrefutable no solamente sobre la pérdida de la naturaleza sin precedentes, sino también de los riesgos que le presenta a la vida humana y la prosperidad. Seguir como siempre ya no es una opción", consideró la directora Científica de WWF, Rebecca Shaw.

Sin embargo, reconoció que el informe ofrece una esperanza para comenzar la recuperación de la naturaleza mediante un cambio transformador al redefinir el enfoque de un futuro más sostenible.

El informe, que coincide con la reunión de los ministros de Medio Ambiente del G7 en Metz, París, es un llamado de atención para que los responsables políticos y las empresas tomen medidas decisivas, para alcanzar un nuevo acuerdo para la naturaleza y las personas en 2020.

"La evaluación global del IPBES deja en claro que nuestra sociedad está en una situación grave si continuamos como hasta ahora, aunque también brinda esperanza de que un cambio positivo es posible si todos nos comprometemos urgentemente en interés de las generaciones futuras", dijo el director de Política Internacional de Biodiversidad, de WWF Alemania, Guenter Mitlacher.

Agregó que esta generación es la primera con las herramientas para ver cómo ha cambiado la Tierra. Además de ser la última generación con la oportunidad de influir en el curso de la mayoría de los cambios.

"Ahora es el momento de actuar, no a medias y de manera paulatina, sino de manera drástica y audaz", precisó.

Oportunidad de descabonización de la economía en México

Nuestro planeta está perdiendo especies de plantas, animales e insectos a un ritmo sin precedentes, y los desastres naturales relacionados a los cambios de temperatura del planeta están devastando hogares y acabando con el sustento de muchas familias.

Esta no es una historia inventada, es la realidad en la que nos encontramos hoy: entregaremos a nuestros hijos un planeta deteriorado. Todas las semanas más de un millón de estudiantes salen a la calle, temiendo por su futuro, para exigir a los líderes del mundo que actúen.

América Latina y el Caribe ocupan los primeros sitios en cuanto a vulnerabilidad climática. En septiembre de 2017, los huracanes Irma y María dejaron cientos de víctimas a su paso, destruyeron ecosistemas y causaron pérdidas valuadas en decenas de miles de millones de dólares. Además, las sequías de 2018 en América del Sur causaron una caída del 8 por ciento en la producción de cereales, en comparación con el año anterior. México ya vive un aumento en el estrés hídrico en buena parte de su territorio. Estamos ante una emergencia climática y debemos llevar a la realidad todo nuestro más feroz optimismo para encarar la debacle.

El informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, presentado en octubre pasado por los principales científicos del clima del mundo, lanza una última advertencia: todavía tenemos tiempo para limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados, lo que permitiría atenuar los peores impactos del calentamiento global y mejorar la vida de miles de millones de personas.

El más reciente informe de La Nueva Economía del Clima, publicado por el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) nos muestra cómo hacerlo, y sugiere que pueden obtenerse 26 billones de dólares en beneficios económicos y sociales de aquí a 2030, si se procura una transición justa hacia formas más seguras y eficientes de alimentarnos, generar electricidad, movernos y consumir bienes materiales.

Ahora, una nueva publicación de WRI México se suma a la evidencia que muestra que la acción climática en todo el mundo es un movimiento económico inteligente que salvará vidas. De acuerdo con este reporte “Opciones de bajo costo para fortalecer las metas climáticas de México logrando beneficios sociales a largo plazo” (disponible en wrimexico.org), el país tiene la gran oportunidad de aprovechar su marco institucional y legal para implementar una fuerte acción climática, y fortalecer sus objetivos de reducción de emisiones en virtud del compromiso que el Gobierno de México anunció en el Acuerdo de París con fecha al 2020.

Al hacerlo, México actuaría no sólo de acuerdo a un imperativo moral, sino que también aprovecharía al máximo la mejor tecnología, como la energía solar, para implementar grandes soluciones climáticas. Los mexicanos quieren respirar aire limpio. Esta reducción de la contaminación del aire, de acuerdo con la nueva publicación, evitaría la muerte prematura de unas 25 mil personas hacia 2030.

Habrá desafíos para cambiar el status quo, y no será fácil lograrlo, pero descarbonizar nuestras economías será la mayor transformación que jamás hayamos conocido. Será inevitable hacerlo si queremos prosperar y sobrevivir.

Dentro de 10 años, cuando miremos esta coyuntura crítica, la recordaremos como el momento en el que los gobiernos estatales y locales, el sector privado, la academia y la sociedad civil comenzaron a trabajar juntos, con optimismo, para construir un futuro mejor para todos. Es necesario, deseable y alcanzable.

Miembro de la Junta Directiva de WRI, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2010 a 2016 y Fundadora de Global Optimism.

Menos de 12 años para frenar el calentamiento global

Si el calentamiento global continúa en el ritmo actual, la temperatura en la Tierra subirá 1.5 grados centígrados entre el 2030 y el 2052, lo que precipitará el riesgo de sequías extremas, incendios forestales, inundaciones, extinción de especies y escasez de alimentos para millones de personas, advirtió en un informe de la ONU el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) en octubre de 2018.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...