22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

IBERO TRANSFORMA

PUERTOS AÉREOS EN TORREÓN

CLAUDIA GUERRERO S.
martes 21 de mayo 2019, actualizada 8:11 am


Enlace copiado

En la década de los veinte los primeros aviones que aterrizaron en la Comarca Lagunera lo hicieron en una pista que se encontraba cerca del campo militar; propiedad de Jesús de la Fuente, en 1932 se seleccionó un terreno cuya adquisición no se pudo concretar debido a que se encontraba hipotecado, pero que fue arrendado y en junio de ese año se autorizó a la compañía Aerovías Centrales S.A. para que sus aviones maniobraran en el aeropuerto y también para que pudiera cobrar a los demás aviones que utilizaran sus pistas para aterrizar. Este campo de aviación se encontraba en el ejido La Merced en el rumbo en el que hoy se encuentra el cruce de la avenida Diagonal Las Fuentes y el bulevar Rodríguez Triana.

El 23 de octubre de 1932 se inauguró el servicio aéreo de pasaje y de correo de la ruta México-Torreón-El Paso; ese día El Siglo de Torreón anunció la llegada de un enorme pájaro de acero de tres motores que dio tres vueltas a la pista como saludo a la ciudad de Torreón. Unos días después se abrió la ruta Torreón-Durango-Mazatlán y se estableció en el puerto aéreo la oficina local de transbordos postales, un servicio que el público podía utilizar en casos de urgencia yendo directamente al aeropuerto a depositar su correspondencia.

En septiembre de 1933, cuando era presidente municipal Filemón F. Garza, se ensanchó la pista del aeropuerto y en mayo de 1934 se abrieron rutas que llegaban a León, Los Mochis, Ciudad Obregón, Hermosillo, Los Ángeles, Parral, Chihuahua y El Paso; en ese entonces a los pasajeros se les solicitaba presentarse 30 minutos antes del vuelo y los boletos se adquirían en las oficinas que se encontraban en la calle Zaragoza. Las mejoras continuaron durante 1937 cuando las pistas se petrolizaron, drenaron y marcaron con piedras pintadas de cal y en 1940 se construyeron hangares para el servicio del aeropuerto y para la Escuela Civil de Aviación. La demanda del transporte aéreo siguió en aumento y en abril de 1943 se publicó que ya hacía una semana que no se disponía de un solo asiento para ir a la Ciudad de México ya que todos los lugares se ocupaban desde Ciudad Juárez.

Es en marzo de 1944 cuando la compañía Líneas Aéreas Mexicanas (LAMSA) comenzó los arreglos para adquirir y construir el nuevo aeródromo que opera actualmente en lo que en ese entonces era el Ejido El Fresno; en octubre se publicó el decreto mediante el cual se declaró la expropiación de los terrenos ejidales y en enero de 1945 el Congreso del Estado expidió un decreto para establecer en Torreón un impuesto extraordinario de una sola vez, por un bimestre, por propiedad rústica o urbana y por giro mercantil e industrial que fue destinado a la construcción del nuevo aeropuerto; el remanente de la recaudación se distribuyó por mitades entre la Cámara Nacional de Comercio -para buscar el mejoramiento y progreso de la ciudad- y el Ayuntamiento que lo destinó para la construcción de la nueva cárcel municipal. Finalmente, el 24 de marzo de 1946 quedó inaugurado el aeropuerto con el vuelo 201 procedente de la Ciudad de México (número que aún se conserva) con un avión Douglas DC-3; el aeropuerto contaba con una elegante sala de espera, restaurante y fuente de sodas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...