21 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Inhabilitación, señal de cero tolerancia: UIF

Calificaron como "una buena práctica" el separar de las funciones públicas a Emilio Lozoya

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 24 de mayo 2019, actualizada 8:34 am

Enlace copiado

La inhabilitación por 10 años al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, es un mensaje de que no se puede tolerar la corrupción y la impunidad, afirmó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo.

En tanto, el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares Páramo, calificó como una "buena práctica" la inhabilitación de Lozoya Austin, acción en la cual "tenemos que ir más a fondo".

En el marco del Seminario "Corrupción y lavado de dinero: XV aniversario de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)", ambos funcionarios se refirieron así a la inhabilitación de dos exfuncionarios de Pemex, uno de ellos Lozoya Austin, anunciada la víspera por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Nieto Castillo hizo un reconocimiento a la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval, por el trabajo realizado en la inhabilitación de estos dos altos exfuncionario de Pemex.

"Implica un mensaje claro a los jerarcas de la administración anterior y en general a las personas que han estado siempre protegidas por un halo de impunidad, de que en este gobierno no habrá tolerancia a la corrupción y a la impunidad".

El titular de la UIF precisó que en este caso siguen las investigaciones en el ámbito penal, como lo ha dicho la Fiscalía General de la República (FGR); en tanto, la UIF desarrollará lo que tiene que ver con el tema financiero en el ámbito de su competencia.

En mucho tiempo, dijo, México y Venezuela eran las únicas naciones de América Latina que no habían sancionado a nadie por los casos de soborno de la constructora brasileña Odebrecht, y ahora se abandonó esa lista tras la resolución de la SFP.

"Existen investigaciones abiertas que todos conocemos y es relevante que en su momento se determine lo que conforme a derecho proceda", añadió al considerar que en este caso se tiene que ir a fondo.

A su vez, Colmenares Páramo apuntó que la ASF está retomando todo lo referente a Pemex y profundizando en el tema, "yo festino lo que hizo la Función Pública porque es la muestra de que se empieza a actuar, es un hito".

En el caso de Pemex, subrayó, la ASF está revisando temas delicados como el de la planta industrial de grupo Fertinal y la empresa Agronitrogenados, sus activos, pasivos, operaciones de compra y venta. "Pemex es un monstruo, simplemente tiene 90 libros blancos".

El titular de la ASF informó que a fines de junio próximo la institución a su cargo tiene que entregar el primer informe de avance en las auditorías programadas en la Cuenta Pública de 2018, en octubre el segundo informe y en febrero de 2020 el tercero y el informe consolidado.

Respecto a si hay más personas involucradas en el caso Pemex, precisó que por cuestión de secrecía fiscal y legal la ASF no puede mencionar nada, pero seguirá colaborando haciendo auditorías, usando la tecnología.

Refirió que la ASF está utilizando la inteligencia artificial y el big data para saber qué empresas de reciente creación han sido sancionadas por la propia Auditoría, así como descubrir "empresas fantasma".

Proceso, siguiente paso en el caso de corrupción, dice FGR

Uno de los principales puntos que tendría por resolver el actual Gobierno en el caso de corrupción en Pemex es la vinculación a proceso de su exdirector, Emilio Lozoya Austin, por delincuencia organizada, pues fue uno de los principales artífices en México, de los actos de corrupción maquinados por la empresa brasileña Odebrecht.

La Fiscalía General de la República (FGR) lo anunció a principios

de este mes, y dijo que en un plazo no mayor de 60 días, iniciará con el proceso de judicialización de exfuncionarios mexicanos involucrados en lo que fue el escándalo de corrupción más notorio de los últimos tiempos en América Latina, y que en otros países de la región ya ha derivado en la detención y encarcelamiento de exintegrantes de Gobierno.

A finales de 2016, las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem se declararon culpables ante la Corte Federal de Nueva York, Estados Unidos, de haber pagado sobornos a funcionarios de varios países, entre ellos México, adonde transfirieron más de 10 millones de dólares entre 2010 y 2014, a cambio de contratos.

En 2017, un año después de haber sido removido del cargo, Emilio Lozoya negó haber recibido sobornos a cambio de otorgar contratos de manera indebida, sin embargo, en las investigaciones figuran diversas transferencias que hizo Odebrecht a empresas presuntamente relacionadas con el exfuncionario.

El hoy inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) para ejercer cargos públicos durante 10 años, también fue señalado en 2017 por Luis Alberto de Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México, quien aseguró en un video que sí recibió tales sobornos mientras encabezaba Pemex.

No obstante, la asociación Mexicanos contra la Impunidad y la Corrupción denunció que Lozoya Austin habría recibido transferencias desde que era coordinador de Vinculación Internacional del expresidente Enrique Peña Nieto, durante su candidatura para la Presidencia de la República, a fin de utilizarlos en la campaña y al mismo tiempo preparar el terreno a la empresa brasileña para obtener los contratos una vez que el priista asumiera el cargo.

La organización indicó que la brasileña Odebrecht habría hecho transferencias a Emilio Lozoya que sumaron casi 3.1 millones de dólares, y que iniciaron a pocos días de iniciar la campaña presidencial y culminaron un par de días antes de la elección presidencial, para luego reactivarse un mes antes de que fuese designado director de Pemex.

Pero la investigación que tienen a cargo la FGR y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales por el caso Odebrecht, no es el único caso de corrupción en el que Lozoya Austin está presuntamente involucrado, pues también fue señalado en el caso Panama Papers, que reveló que de la mano con el despacho panameño Mossack Fonseca, buscó crear una empresa offshore en Dubái.

En 2015, su nombre también apareció en otro caso de presunta corrupción, esta vez con Obrascón Huarte Lain (OHL), en donde fue consejero, pues de acuerdo con audios revelados a redes sociales, se habría reunido con Juan Miguel Villar Mir, presidente de la firma, para acordar los términos de la participación de la empresa española en licitaciones de Pemex.

En estos audios, también salieron a la luz funcionarios del gobierno de Peña Nieto, como Gerardo Ruiz Esparza, entonces secretario de Comunicaciones y Transportes; Enrique Ochoa Reza, quien fuera director de la Comisión Federal de Electricidad, así como directivos de la propia HL, como Pablo Wallentin.

Además, fue durante la administración de Lozoya Austin en Pemex que se concretó la compra del complejo industrial de grupo Fertinal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...