26 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

¿Quién es el nuevo presidente electo de Argelia?

Tasa de participación fue la más baja en la historia del país desde su independencia

EFE
ARGEL, ARGELIA, viernes 13 de diciembre 2019, actualizada 11:28 am

Enlace copiado

Político cultivado en el sistema y favorito entre la élite del Ejército argelino, Abdelmejid Tebboun, de 74 años, se convertirá en los próximos días en el décimo tercer presidente de Argelia tras arrasar en las polémicas presidenciales del 12 de diciembre.

Nacido en 1945 en la localidad de Mechería (Naama, oeste), Tabboun, que se curtió en la política como gobernador en distintas provincias, llega al palacio de Al Mouradia con el menor respaldo de la población, tras ganar de forma inapelable una consulta en la que la abstención superó el 60 por ciento.

Y con la etiqueta de ser un oficialista próximo a la cúpula del Ejercito preparado para introducir los cambios que sean necesarios en la frágil economía argelina, sumida en una aguda crisis, "para que nada en el sistema realmente cambie", denuncia la oposición.

Ya lo intentó en mayo de 2017, cuando fue aupado a la jefatura del gobierno en sustitución del ahora encarcelado Abdelmalek Sellal- condenado esta semana a diez años de cárcel por corrupción- con la idea de cambiar tendencias y levantar alfombras.

Sin embargo, su aventura -que incluía cambios estructurales en sectores estratégicos como la energía- apenas duró tres meses: el 15 de agosto fue sustituido por Ahmed Ouyahia, el hombre más próximo al denominado "clan Bouteflika", igualmente condenado esta semana a 15 años de cárcel por corrupción.

NUEVO HOMBRE FUERTE DEL PAÍS

Una parte de las propuestas más controvertidas de Tebboun -flexibilizar el mercado energético y abrir el país a posibles préstamos internacionales para frenar el impacto del desplome de los precios del petróleo- ya están contemplados en los presupuestos generales del Estado para 2020.

Una nueva "Ley de Finanzas" que su predecesor, el presidente interino Abdelkader Bensalah, firmó apenas 24 horas antes de los comicios en los que Tebboun se alzó con la victoria con 58,15 %.

Considerado por la oposición como un hombre próximo al jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, Tebboun comenzó su carrera en la Administración pública tras diplomarse en la Escuela Nacional de Administración, con especialización en economía y finanzas.

UN MAL RECUERDO

En 1983 ascendió al puesto de gobernador y en apenas seis años administró las provincias de Adrar, Tiaret y Tizi-Ouzou, en la Cabilia, donde dejó un mal recuerdo.

En junio de 1991, año previo a la guerra civil, fue nombrado ministro delegado a cargo de las colectividades locales dependiente del ministerio de Interior, puesto que abandonó en 1992.

Regresó a la política en 1999 de la mano de Abdelaziz Bouteflika, quien el adjudicó el ministerio de Comunicación y Cultura, cargo que ejercería seis meses antes de volver a las Colectividades locales, lo que le daba un contacto muy próximo con las provincias.

Dos años después, fue nombrado ministro de Vivienda en el Ejecutivo liderado por quien fuera su rival en estas elecciones, Ali Benflis, cartera que sostuvo hasta que abandonó el gobierno en 2012 para ejercer de representante de la presidencia en el exterior del país.

El 2012 retomó la actividad como ministro de Vivienda en el gabinete dirigido por el ahora condenado Abdelmalek Sellal y en 2017 asumió de forma interina el ministerio de Comercio a causa de la muerte de su titular.

UN CONTINUISTA, SEGÚN HIRAK

Criticado por el movimiento de protesta popular (Hirak), que lo considera un continuista, partía como indiscutible favorito en las encuestas pero varios casos de presunta corrupción vinculados a personas de su entorno dejó caer un manto de duda.

En especial la comparecencia el jueves pasado de su hijo, Jaled, ante el Fiscal Adjunto del tribunal de Sidi M'hamed (Argel) que investiga un supuesto blanqueo de dinero en un caso relacionado con un barco de contrabando de cocaína, que en 2018 desencadenó una purga sin precedentes en la cúpula del Ejército.

Aún así, Tebboun derrotó al candidato islamista moderado, Abdelkader Bengrina, que no contaba en los pronósticos, y que se quedó en un raquítico 17.38 %.

La tercera posición correspondió al también Benflis, con un 10.55 %; la cuarta a Azzedine Mihoub, con un 7.26% y la última a Abdelaziz Belaïd, lídel del Frente Al Mustakbal, con un 6.66 %.

La tasa de participación general fue del 39.83 %, en torno a diez puntos por debajo de la registrada en las presidenciales precedentes y la más baja de la historia de Argelia desde la independencia en 1962.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...