29 de mayo de 2020. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Realismo mágico en rosa

Tres autoras han marcado el rubro de este género

LUCERO BARROSO
TORREÓN, lunes 06 de abril 2020, actualizada 8:29 am

Enlace copiado

El realismo mágico es un género literario bien conocido y bastante aplaudido en todo el mundo, pero queda claro que vino a cambiar la vida artística, específicamente de Latinoamérica, después de que fue el catalizador del boom latinoamericano.

Aunque es común pensar que se originó a mediados del siglo XX, en dicho movimiento literario, la verdad es que esa es sólo su época de esplendor pero el género literario ya existía antes de esa fecha y, por supuesto, todavía existe.

La historia en realidad viene de mucho más atrás. La primera persona en utilizar el término "realismo mágico" y quien lo acuñó, fue el crítico de arte e historiador alemán Franz Roh, en 1925, llamándole "Magischer Realismus". En ese momento, Roh lo identificó como: la claridad fotográfica fluida y el retrato de la naturaleza "mágica" del mundo racional. En otras palabras, otras que conocemos de más cerca, la detallada y exacta descripción de todo el alrededor y la naturaleza con la que los personajes toman la fantasía que se presenta en su contexto como situaciones normales.

Así como es común creer que se originó en el boom latinoamericano, también lo es creer que sus únicos grandes expositores son los nombres masculinos que se acostumbra escuchar. Ejemplos como el colombiano Gabriel García Márquez, que es considerado el padre del realismo mágico, o el nacional Juan Rulfo, parecen obvios en nuestra cabeza. Ambos cuentan con los libros más famosos de realismo mágico; Cien Años de Soledad y Pedro Páramo, respectivamente.

La realidad de las cosas es que hay muchísimas mujeres alrededor del mundo que se convirtieron en importantes representantes del género literario, aunque no fue fácil y antes se tuvo que pasar por muchos obstáculos. En realidad sí fue después de mediados del siglo pasado, ya que durante el boom latinoamericano todas las mujeres partícipes eran una de dos cosas: invisibles o ayudantes. Pero después de luchas de mujeres como Elena Garro y Rosario Castellanos, y de demostrar constantemente su capacidad, hubo un brote de libros de autoras latinoamericanas brillantes y capaces.

SARA SEFCHOVICH

Se trata de una mujer mexicana que no sólo es conocida por su trabajo como autora, se ha desarrollado y se destacó en todos los rubros: historiadora, socióloga, comentarista, traductora y por supuesto, autora de 14 libros y muchos artículos en revistas y periódicos.

La obra más conocida de Sefchovich es un libro que lleva el nombre de Demasiado amor, donde cuenta la historia de una joven que sueña con mudarse a Europa y poner un hotel con su hermana, y de cómo las vertientes de la vida la llevan a todo menos lo que esperaba. En la obra se toma el tiempo para hacer un recorrido por prácticamente toda la república mexicana por medio de las deleitosas descripciones de la autora. Sus destellos de magia son más sutiles que los mencionados anteriormente convirtiéndose en una nueva modificación del movimiento.

Aunque no se les haya permitido mostrarse en su momento más importante, el realismo mágico siempre tuvo una capacidad de desarrollo inmensa en manos de mujeres. En las últimas décadas mujeres que de niñas no habrían podido ni soñar con ser autoras se han convertido en algunas de las representaciones más importantes de la literatura contemporánea cambiando el espacio de letras en español para siempre, presentando lo que pueden hacer por un movimiento, por un género y por un arte si se les permite.

ISABEL ALLENDE

Uno de los ejemplos más emblemáticos de triunfo femenino literario es la chilena, quien ha sido descrita más de una vez como la escritora latinoamericana más destacada contemporánea. Sus obras han sido traducidas a 35 idiomas y recibido la admiración de millones de lectores en el mundo, gracias a su original y brillante propuesta de un nuevo realismo mágico. Uno más cotidiano y llevadero.

Sus libros, según la misma Isabel, vienen de experiencias personales, del patriotismo que surge del dolor de haber crecido lejos de su país y de ser negada a regresar por el exilio. Sus letras son viscerales, honestas y cercanas. Llegando para rectificar, no sólo el genero, sino las letras latinoamericanas. Su libro más famoso La casa de los espíritus, está basado en su familia con el personaje principal siendo inspirado por su propia abuela. De igual manera, tiene un libro, Paula, que trata de la terrible enfermedad que acabó con la vida de su hija. Los libros de Allende son protagonizados, casi siempre, por mujeres relatando mujeres fuertes, capaces y brillantes.

LAURA ESQUIVEL

La autora mexicana es conocida internacionalmente por su, sumamente popular, novela de 1989, Como agua para chocolate. La cual en 1994 fue adaptada a una de las películas extranjeras de mayor éxito de todos los tiempos en los Estados Unidos. Ha escrito películas infantiles, cuentos y varias novelas. La magia es que su literatura ofrecen a los lectores una visión de un mundo similar al nuestro, pero con un toque mágico que generalmente está aferrado a una cotidianidad como la cocina, ilustraciones, o CDs musicales con estos conceptos rompe de manera uniforme y pulcra la historia que, de no ser por esto sería realista.

Sus relatos son aclamados por sus personajes redondos y de personalidades fijas. Los conflictos que logra crear entre ellos y por lo dulce que resulta la lectura cuando incorpora los simpáticos destellos mágicos atados a objetos y simplezas del mundo real. Sus libros están cargadas de mensajes pesados y cercanos a las complicaciones de la vida disfrazados de divertidas experiencias mágicas y letras de ligera lectura.

¿Qué es el realismo mágico?

Es un movimiento literario hispanoamericano surgido a mediados del siglo XX que se caracteriza por la inclusión de elementos fantásticos en la narración, con lo que se pretende profundizar en la realidad a través de lo mágico que hay en ella.

Perfiles

 

Escritoras latinoamericanas.

* Sara Sefchovich (Ciudad de México, 1949). Principales obras: Demasiado amor (1990).

* Isabel Allende (Lima, 1949). Principales obras: La casa de los espíritus (1982), Paula (1994).

* Laura Esquivel (Ciudad de México, 1950). Principales obras: Como agua para chocolate, (1989).

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...