29 de mayo de 2020. notifications
menu desktop_windows
Cultura

El valioso legado de Gabriela Mistral

La poeta y pedagoga chilena fue acreedora del Premio Nobel de Literatura en el año 1945

LUCERO BARROSO/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, martes 07 de abril 2020, actualizada 8:11 am

Enlace copiado

El 7 de abril de 1889 nació en Vicuña, Chile Lucila Godoy, hoy a los 131 años del natalicio de la premio Nobel de Literatura en 1945, se le recuerda como el genio que fue en cada uno de los ámbitos que se propuso.

El nombre verdadero de Gabriela Mistral es Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, pero fue mucho más conocida por su seudónimo, Gabriela Mistral, el cual creó en honor a dos de sus poetas favoritos; Gabriele D'Annunzio y Frédéric Mistral.

El seudónimo fue implementado para la primera vez que publicó su poema "Del pasado" en el diario "El Coquimbo" en 1908, abriendo la puerta a muchas más publicaciones literarias; sus primeros textos aparecieron en 1904 en medios como: El Coquimbo, Penumbras de La Serena y La Voz de Elqui de Vicuña. Durante su vida, además de la literatura se dedicó a la docencia convirtiéndose en una de las pensadoras e innovadoras de la educación pública más importantes del siglo XX.

Fue cercana a muchísimas nacionalidades, incluida la mexicana. Fue tanto el impacto al que llegó en su capacidad académica, que en 1922 se trasladó a México para colaborar en los planes de reforma educativos de José Vasconcelos, político, pensador y escritor mexicano. Algo admirable de Godoy es que sin importar cuánto crecía y brillaba en su capacidad de contribución en el sector de la educación, nunca se alejó de las letras.

Siempre fue una mujer que unía sus pasiones para potencializar una con la otra, y que no se guardaba lo que pensaba en una época en la que eso podía ser letal para una mujer. En su trabajo hay una lista extensa de artículos de prensa en donde cambia por completo el sistema educativo por medio de críticas y exigencias hacia el gobierno. Más de una vez abogó por la instrucción primaria obligatoria, una de las causas por las que más luchó alrededor del mundo pero sobre todo en chile.

SEÑALA CON EL DEDO

Fueron fuertes sus críticas a personajes políticos de esos años; exponiendo el mundo, que conocía bien por sus humildes orígenes, y aunque había una clara preocupación comunitaria entre los intelectuales de esa época por la cuestión social, ella relucía por conocer de primera mano todo por lo que luchaba.

Sus críticas más fuertes partían de la falta de presupuesto para la sociedad, simultánea a los altos gastos efectuados para las obras y actividades de celebración del Centenario de Chile. Consideraba que se ignoraba por completo, por parte del gobierno, el hecho de que un gran sector del pueblo chileno pasaba por problemas socioeconómicos por los que joven Lucila sufría también.

Sus textos estaban llenos de sentimientos propios a situaciones de su vida. Se consideran textos extremadamente honestos y crudos. En un periódico llamado El Colono de Traiguén publicó su poema "Tristeza" el cual habla sobre el rechazo que sentía en ese momento y la dificultad emocional por la que pasaba a un año de que su pareja se suicidara.

ABRE EL PANORAMA

Aparte de viajar por el mundo enviada por el gobierno mexicano, en 1925 es nombrada secretaria del Instituto de Cooperación Intelectual de la Sociedad de Naciones en Ginebra, Suiza oportunidad que le dio asistir a múltiples congresos y cultivar aún más sus conocimientos y capacidades. Luego, en 1928 se convirtió en representante de Chile y Ecuador en el Congreso de la Federación Internacional Universitaria en Madrid para después convertirse en parte del Consejo Administrativo del Instituto Cinematográfico Educativo de la Liga de las Naciones, en Roma (Italia).

Para la década siguiente (los 30), comienza a impartir clases en Estados Unidos en las universidades Bernard College, Vassar College y en el Middlebury College. También Continúa sus viajes, ahora por Centroamérica y Las Antillas colaborando en universidades como las de Puerto Rico, La Habana y Panamá.

Para por fin en 1933 llegar al puesto por el que más se le conoce al día de hoy. Fue nombrada cónsul de Chile en Madrid. Aunque Godoy hizo mucho por su natal Chile, su capacidad se expandió para apoyar a muchos más países como todos los ya mencionados, de hecho en 1934 se le nombra como "la hija adoptiva en Puerto Rico". Durante este periodo como embajador, continúa llevando su ayuda a más países como a Lisboa, Guatemala, Francia, Brasil, Estados Unidos, México e Italia.

Sin embargo, no se aleja de la literatura en ningún momento y así en 1938 aparece su libro de poesía "Tala" publicado en Buenos Aires, que de hecho dedicó a los niños españoles víctimas de la Guerra Civil.

LLEGAN LOS RECONOCIMIENTOS

Inevitablemente fue extensamente premiada por su pulcra y pudiente escritura. El 10 de diciembre de 1945 recibe el Nobel de Literatura, en 1950 el premio Serra de las Américas de la Academy of American Franciscan History de Washington y en 1951 el Premio Nacional de Literatura de Chile. En 1953 es nombrada cónsul en Nueva York y también delegada de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Gabriela Mistral, fue una de las poetas más importantes del siglo XX, pero además fue exitosa y dedicada como maestra rural y educadora, consiguió el galardón más importante de la literatura universal, fue doctor "honoris causa" por la Universidad de Guatemala, Mills College de Oakland en California, y por la Universidad de Chile, entre otras universidades.

Sus obra están traducidas a más de 20 idiomas. Cambió el mundo para siempre por medio de múltiples vertientes simultáneamente. Es una de las mujeres más admirables y influyentes del siglo. Adorada en Chile pero trascendiendo a los corazones de todo el globo terráqueo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...